archivo

Uncategorized

Gente corre, en su lugar.

Viajan, en su lugar.

Sueñan, en líneas paralelas que se encuentran.

Más allá.

Proyecciones meta cibernéticas.

Redes: pescador de hombres.

Definición ultra, defunción progresiva.

Poesía digital, la próxima frontera.

Apagándose, ahogándose.

Cero y uno.

Anuncios

Tiempos violentos, esas décadas.

Niños universitarios lloraban por la paz.

Hippismo desconcertante.

El proletario quiere auto y casa, no tu canción protesta guitarreada.

Ganaron, antes de empezar.

Mass media at global war.

Revoluciones de fin de semana, sobrevaloradas.

Revoluciones democráticas desechadas.

Revoluciones armadas muy largas.

Revoluciones artísticas trasnochadas.

Fue suficiente.

Please press reset.

Al sur del Tawantinsuyo

tras el Alimapu

atardece.

Del norte vinieron estos

y antes los otros;

siempre aplastan y vociferan;

no hay caminos al horizonte

solo en la mirada vive dibujado.

¿Seremos los cesares

o

la carne de pelea?.

Tal vez existe otro norte

donde el mundo gira

y nuevamente se congela;

desde donde alguna vez

vino la raza madre;

sin ambiciones

sobrevivientes del día y la noche

jornada tras jornada.

Me sitúo en tu

pequeñamente

de existencia inhóspita.

Sobrevivencia urbana

demacrada y hostil.

No es mi culpa tu

pequeñamente

siniestra.

Politicamente incorrecto

desearte mal

pequeñamente

pobre víctima borrada.

Destino fatal

futuro escrito

destino vacio

no hay ángeles caídos.

Obreros de la resaca proletaria

todos ganan y la vez ninguno.

Sin dios ni ley

me amparo en tu

pequeñamente

para soñar

no ser.